Capacitaciones

Por Lena Staafgard, directora de operaciones, Better Cotton, en colaboración con Charlene Collison, directora asociada, cadenas de valor y medios de vida sostenibles, Forum for the Future

Preparación del sector algodonero para los riesgos climáticos

El algodón es una de las fibras naturales más importantes del mundo, representa el 31 % de las materias primas utilizadas para los textiles y sustenta los medios de subsistencia de alrededor de 350 millones de personas. A medida que aumenta el calentamiento global, alcanzando potencialmente 1.5 °C por encima de los niveles preindustriales para 2030, la disrupción climática que ya enfrenta el sector aumentará, con profundos impactos en los rendimientos, las cadenas de suministro y las comunidades agrícolas. Es probable que los más vulnerables (agricultores y trabajadores agrícolas) sean los más afectados. Para asegurar un futuro próspero para el algodón, es vital que ayudemos a preparar al sector para adaptarse a la crisis. El algodón es una fibra renovable libre de fósiles y con prácticas climáticamente inteligentes puede contribuir positivamente a la mitigación del cambio climático.

Es por eso que desarrollar la capacidad de los productores de algodón para reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero de Better Cotton y mejorar su resiliencia climática es un enfoque importante para Better Cotton y una parte central de nuestra Estrategia 2030. Pero solo lograremos nuestros objetivos si primero comprendemos la naturaleza precisa y la gravedad de los riesgos climáticos para el algodón. Así que damos la bienvenida a la primera investigación que explora los riesgos que enfrenta el sector mundial del algodón, 'Planificación para la Adaptación Climática'. Encargado por Cotton 2040, convocado por nuestro socio Forum for the Future y realizado por el especialista en riesgo climático Acclimatise, cubre toda la cadena de valor, explorando los riesgos diversos, complejos e interrelacionados que pueden crear serios desafíos para la producción de algodón.

Planificación para la Adaptación Climática: Un llamado a la acción

Para 2040, se estima que todas las regiones productoras de algodón se verán afectadas por el cambio climático, incluidos los gigantes productores de algodón de India, EE. UU., China, Brasil, Pakistán y Turquía. La mitad de todas las regiones podrían enfrentar una exposición al riesgo climático alta o muy alta de al menos un riesgo climático, y algunas experimentarán hasta siete riesgos, desde cambios de temperatura hasta lluvias irregulares, sequías, inundaciones e incendios forestales. Por ejemplo, el estrés por calor (temperaturas superiores a 40 °C) podría presentar un mayor riesgo en el 75 % de las regiones de cultivo de algodón, lo que ejercería más presión y alteraría las temporadas de cultivo.

Las lluvias irregulares, insuficientes o extremas serán más frecuentes en las regiones de cultivo de algodón más productivas del mundo, impidiendo el desarrollo de cultivos saludables, obligando a los agricultores a volver a sembrar o incluso acabando con cosechas enteras. El aumento del riesgo de sequía podría afectar a alrededor de la mitad del algodón del mundo, lo que obligaría a los agricultores a aumentar el uso del riego, donde exista esta posibilidad. Alrededor del 20 % de las regiones productoras de algodón podrían estar expuestas a más inundaciones fluviales para 2040 y el 30 % podría estar expuesta a un mayor riesgo de deslizamientos de tierra. Todas las regiones de cultivo de algodón estarán expuestas a un mayor riesgo de incendios forestales, y el 60 % del algodón podría estar expuesto a un mayor riesgo debido a la velocidad del viento perjudicial. Esta nueva realidad afectaría todos los aspectos de las cadenas de valor, desde los trabajadores agrícolas hasta los propietarios de marcas, reduciendo los rendimientos, creando más incertidumbre en torno a los precios del algodón y afectando la continuidad de la cadena de suministro.

Las regiones con mayor probabilidad de estar expuestas a los impactos climáticos son también los países menos desarrollados, lo que significa que los impactos los sentirán de manera desproporcionada los más vulnerables, con los agricultores y productores particularmente expuestos. Por lo tanto, las marcas y el sector algodonero en general deben descarbonizar sus operaciones y cadenas de suministro a nivel mundial lo más rápido posible, y de una manera que garantice un trabajo decente y proteja los derechos humanos.

Una plataforma para el cambio sistémico colectivo

Llegamos demasiado tarde para evitar todos los impactos anteriores, pero ciertamente podemos reducir los riesgos y fortalecer la capacidad de las comunidades agrícolas para manejarlos. Para eso, se necesita la colaboración en todo el sector para desarrollar la resiliencia climática, reducir los impactos climáticos del algodón y desarrollar soluciones para la adaptación. Como iniciativa de múltiples partes interesadas que trabaja con actores de todo el sector del algodón, Better Cotton tiene una oportunidad única de actuar como una plataforma para la acción colectiva, colaborando estrechamente con nuestros socios y brindando fondos para desarrollar la capacidad de los agricultores en todo el mundo. También estamos aprovechando las alianzas para abogar por el cambio, con un enfoque clave en garantizar una transición justa hacia la resiliencia climática en los países productores de algodón, donde todos los grupos, incluidas las comunidades agrícolas vulnerables, se benefician de la adopción de prácticas sostenibles.

Crédito de la foto: Better Cotton/Florian Lang Ubicación: Surendranagar, Gujarat, India. 2018. Descripción: Vinodbhai Patel, granjero líder de Better Cotton, explica a un facilitador de campo de Better Cotton (lado derecho) y a su aparcero, Hargovindbhai Haribhai (lado izquierdo) cómo el suelo se beneficia de la presencia de lombrices.
Crédito de la foto: Better Cotton/Florian Lang Ubicación: Surendranagar, Gujarat, India. 2018. Descripción: En su casa, Nitaben, esposa de Vindobhai Patel, granjero de Better Cotton Lead, está demostrando cómo muele gramo de Bengala para hacer harina. Vinodbhai está usando esta harina de lentejas para producir fertilizante orgánico que está usando en su campo de algodón.

Nos estamos asociando con organizaciones que pueden brindar más asistencia a los agricultores al identificar, promover y escalar prácticas agrícolas regenerativas y climáticamente inteligentes accesibles, y ayudar a los agricultores a diversificar sus actividades. Esto puede incluir fomentar el almacenamiento de agua, desarrollar pronósticos meteorológicos, de plagas y enfermedades, crear e implementar seguros indexados al clima y cultivar variedades de semillas de algodón que sean resistentes a sequías, inundaciones, plagas, malezas y enfermedades.

Queda un largo camino por recorrer y el sector tendrá que moverse de forma cohesionada y decisiva para prosperar en el futuro. Cuando tengamos éxito, el algodón seguirá siendo capaz de sustentar millones de medios de vida en todo el mundo y será una materia prima positiva en carbono para textiles y otros productos. Determinados a marcar la diferencia, Better Cotton y Forum for the Future trabajarán junto con otros socios de ideas afines para elevar los estándares y fomentar modelos comerciales que ayuden a los agricultores a desarrollar resiliencia climática y mejorar sus medios de vida.

Para obtener más información, incluso sobre el Foro para el Futuro y las clases magistrales 'Insights to Action' de WTW sobre los riesgos climáticos para el sector algodonero, consulte Planificación para la Adaptación Climática.

Más información

Comparte esta página